Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 octubre 2009

frag/turas (2)

si supiera hacia dónde me dirijo, no sabría nada

bebo del vacío. sed –que rompe el vaso

abro puertas. abro puertas hasta en las puertas —y nunca salgo de casa

porque tienes algo que decir, te pido silencio

avanzo siguiendo señales —me alejo de mí

sb

Anuncios

Read Full Post »

4ª edición del Recital Internacional de Poesía RCA

chilango

Read Full Post »

Tashkent —ciudad de piedra— refugio de un poema sin héroe. Tashkent es hoy un abrazo con tres centros que aloja sin darse cuenta, pero no encuentro a Ajmátova entre sus vetas. Olvido que cimenta la memoria.

23. Tashkent

No llegaron los mensajeros deseados…

Sólo sobre ti las noches blancas

…..con su hechicera danza circular.

La expresión feliz en casa

resulta desconocida para todos,

…..todos miran por ventanas extranjeras.

Unos desde Tashkent, otros en Nueva York,

y es amargo el aire del destierro,

…..como si fuera un vino envenenado.

Anna Ajmátova. Traducción de Mónica Zgustova y Olvido García Valdés

Read Full Post »

caja huesos def

sostenemos el peso de mil ojos —como voces sepultadas
en una caja de huesos

no saben que los huesos musculamos la niebla
sigilosos—
hasta volvernos palanca de cimiento y luz

sb, de ´extraños caracteres´


Read Full Post »

frag/turas (1)

hilos de luz cosen la herida que el tiempo no cura

una idea confusa, una imagen clara y un cuchillo en la niebla

el silencio crece con la lluvia, y acaricia las cosas con su lengua de vaho

la piel abandona la palabra, la herida permanece

la nariz carbonizada realza el brillo de los ojos

un olor que nadie entiende, una gramática que sublima la materia y nos une

hay puntos de sutura sutilescomo palabras nubladas

dolor: invento de la luz para ver la luz

sb


Read Full Post »

El nombre de esta bitácora quiere rendir homenaje a la poeta Anna Ajmátova:


El cuaderno quemado

Esplendorosa en el estante de los libros

está tu próspera hermana,

pero sobre ti hay astillas de constelaciones

y ante ti las brasas de la hoguera.

Cómo rezabas, cómo anhelabas vivir,

cómo temías la llama abrasadora.

Pero palpitó tu cuerpo de pronto,

y tu voz, alejándose, me condenó.

Susurraron los pinos reflejados

en las hondas aguas por la luna.

Y la primavera más sagrada condujo

la danza fúnebre alrededor del fuego.

(Anna Ajmátova. Traducción de Mónica Zgustova y Olvido García Valdés)

Read Full Post »