Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 29 junio 2010

.

2 O ECLIPSE

pensad en la penumbra de un eclipse solar
o tan solo en esferas puestas en linea
o en dos ojos sedientos y algun punto exacto en su mediana

y que un ojo es el sol la tierra el otro
y ese punto exacto en que esperamos sea la luna
o que son
con perdon por la violencia que sigue
y la tristeza anterior
de un lado venus
del otro marte
la tierra en medio

de Jesús Malia

Read Full Post »

.

recorto por el mismo patrón  –dos silencios iguales

……………………………………………...–palabras dis tintas. dos

.

sonia bueno

Read Full Post »

Da tagte es

.

redime lo que remplaza a los dioses

la sábana de agua que navega en tu mano

a quienes nada tienen ya para la tierra

y el espejo sin niebla encima de tus ojos

.

Los huesos de eco

.

asilo bajo mis huellas todo este día

sus sordas francachelas mientras la carne cae

hendiendo sin temor ni viento favorable

guantílopes del sentido y el absurdo transcurren

tomados por los gusanos por lo que en verdad son

.

Samuel Beckett, ´Obra poética completa´. Trad. de Jenaro Talens (Hiperión, 2000)

Read Full Post »

Read Full Post »

La realidad I

.

A.

PREGUNTA:

¿Qué es la realidad? ¿Cuál es la realidad?

RESPUESTA:

Lo real es sólo la base, pero es la base

RESPUESTA:

Lo real es aquello que te chocará como realmente absurdo.

.

B

AFIRMACIÓN:

El ser humano no soporta mucha realidad.

.

C

PREGUNTA:

¿Qué era real en el universo?

RESPUESTA:

El universo es el esfuerzo de un fantasma por convertirse en realidad.

.

D

(FÁBULA):

Érase una vez la realidad

con sus ovejas de lana real

la hija del rey pasaba por allá

y las ovejas balan Dios que bella está

la re la re la realidad.

.

NOTA:         “Nada es real”       Sotoba Komachi

.

Juan Luis Martínez, en la antología ´La poesía del siglo XX en Chile´, edición de Julio Espinosa, (ed. Visor)

Read Full Post »

Qué es la rajadura, el tajo abierto de la palabra -o un hoyo en la calle- incluso una herida
en el fémur de la ciudad, de un hombre que es ciudad, roturas como género
partido por una uña -letal, carnicera- por un colmillo dolor y llamado decir y mirar y dolor
de ojo dividido con cuchilla de afeitar, dolor de quien escupe la vereda y produce
un alacrán amarillo. Este poema es veneno: un ángel preso en el barrote, el esternón,
un escarabajo -míralo: hay gemas y oro en el cobalto de sus élitros. Es un adolescente
escribiendo con saliva: nos comemos el dolor, ¿qué latido nos come? Estaré ahí
-por ti- con mi córnea. Ahí reproduciendo en la caverna una escisión, una pupila como ésta
de gato- uñas -finas- de gato, bigotes de gato, maullido de gato: metamorfosis, el desespero de lo partido por lo nombrado: una raya en el pelo es, un reticulado muy fino
por el lápiz de tinta del principal alarife. Un día apareciste completamente trazado:
hormigas de sangre ordenadas en tus comisuras: nada cuentan tus vértices. Dijiste: soy canon: dijiste: en la ciudad un chico se rió como si ello no importara. Cada ebrio es
un indicio de cólera cuando dices soy canon, y yo enciendo un neón, una amapola seca.
Yo comienzo a romper una placenta de madre. Qué es la rajadura sino un parto. Yo
te digo: vengo -todo tú coordenadas, todo referencias- cada muerto te dice: cada tajo te ama.

.

Pedro Montealegre, ´La palabra rabia´(Editorial Denes, 2005)

Read Full Post »