Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘michaux’

Las patas con las que corre hasta el fin del mundo no son velludas, no están soportadas por huesos, no están colgadas de una sólida pelvis circular.

Son como gomas de borrar, como un correr de tedio.

La escarcha de la hierba en los prados no se les queda adherida.

Las patas con las que corren los meidosems no son patas que a los animales les gustaría tener para correr más rápido, cuando la víctima es avistada y tan apetecible en  su sobresalto… si uno logra alcanzarla.

No, no es ese tipo de patas.


Una cuerda dentro de una torre, se enrosca en la cuerda. ¡Hecho! Se da cuenta de que hay error. Se enrosca en la torre. Se da cuenta de que hay error. La torre cede, se inclina. Hay que enderezarla. Recibe la visita de tres monos y les hace los honores de la torre. Los monos están inquietos y la recepción no es perfecta. Sin embargo la torre está ahí, hay que subir, hay que bajar, hay que volver a subir con dos monos en los brazos y un tercero que se pelea con su pelo. Pero el meidosem es mucho más distraído que el mono. El meidosem siempre piensa en otra cosa.

Aquel ser endeble piensa en ser más endeble aún, cuando, habiendo conseguido dominar la agitación de sus pocos hilos, pasado un tiempo no excesivamente largo, sea como si nunca hubiese sido.

.

Mientras tanto, hacen falta más torres. Para ver más lejos. Para poder inquietarse desde más lejos.

.

Henri Michaux, ´Retrato de los meidosems´. Trad. Chantal Maillard (Pretextos, 2008)

.

Retrato de los meidosems es la expresión de un mundo, el nuestro, despojado de sus apariencias. Los meidosems somos nosotros, contemplados debajo de la piel, reducidos a estados, a nudos, a elasticidad, con impulsos que son trayectorias y estados que son núcleos. […] El universo meidosem no es un universo paralelo, ni posible, ni imposible, tampoco es una simple metáfora; es este mundo nuestro contemplado a través de una mirada que sabe librarse de los prejuicios con los que el entendimiento repite y reproduce anticipando la realidad, que sabe no recordar antes de ver, y que posee el don de saberlo expresar.” (Chantal Maillard)

Read Full Post »

.

De Desplazamientos, desprendimientos

.

¿Dónde apoyar la cabeza?

.

Un cielo

un cielo porque ya no hay tierra,

sin un ala, sin un plumón, sin una pluma de pájaro, sin un vaho

.

estrictamente, únicamente cielo

un cielo porque la tierra ya no está

.

Después de la explosión de grisú en la cabeza, el horror, la

..desesperación

después de que ya no quedara nada, todo devastado, horadado,

..perdida toda salida

.

un cielo glacialmente cielo

.

Ahora obstruido, atascado, atestado de restos;

cielo a causa de la migraña de la tierra

desprovista de cielo

.

un cielo porque ya no hay ningún lugar donde apoyar la cabeza

.

Atravesado, encogido, recogido, recortado, descompuesto

intermitente, irrespirable entre las explosiones y el humo

..bueno para nada

.

un cielo en adelante irrecuperable

.

Henri Michaux. Trad. Silvio Mattoni (Henri Michaux, Antología poética 1927-1986, Buenos Aires, Adriana Hidalgo editora, 2002)

Read Full Post »