Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 30 agosto 2010

Read Full Post »

Escuchamos caer el mar, las cumbres, las llanuras

y eran nuestros cuerpos ciegos los que se

derrumbaban amontonándose debajo de las

piedras. Las margaritas gimen y tal vez ellas son

los dedos que nos palpaban tocando en nosotros las

vaciadas costas. Quizás es común para las flores.

En una tierra enemiga es quizás común que las

margaritas se doblen tocándonos en el mar

desmoronado. En una tierra enemiga tal vez las

margaritas palpen subiendo en sus dedos las

montañas.

.

*

.

Están la cordillera de los Andes y el Pacífico

abrazados debajo de las piedras. Las margaritas

crecen en la primavera. Tal vez la primavera

crezca. Tal vez las montañas y el océano

abrazados se levanten desde abajo de las piedras

y sean margaritas de la nueva primavera.

Bruno, Susana, tal vez sus cuerpos se levanten

desde debajo de las piedras. En una tierra enemiga

es cosa común que las margaritas sostengan la

nieve que quedó de los cuerpos en la

primavera.

.

Raúl Zurita, ´Inri´ (Visor, 2004)

Read Full Post »

El cazador sabe el truco para apresar a las alondras:

cubre una pequeña esfera con espejos y la sostiene

de la rama más alta de un árbol. Cuando la luz la toca

la esfera es una flor de agujas luminosas y somete

la borrosa voluntad, el fuego sutil de las alondras.

Entonces el cazador hace un uso hábil de las redes

y el ave cae. Muy pocas veces el artifio fracasa.

Su fina pasión por la luz quiere que mueran deslumbradas.

.

¿Puede hallar la flecha quemada en el relámpago su centro?

En la noche de los cierzos los ojos del Arquero buscan

(insectos de vidrio desbocado) la huella del lucero.

La mirada malabar se aquieta cuando la sombra oculta

la quimera silenciosa del blanco en las astucias quieto.

Oscuridad cerrada al disparo de su cuerda, a la punta

en llamas del conjuro, porque su corazón ya es un árbol:

arteria del aire, pastor de vientos, señor de venablos.

.

Jorge Fernández Granados (México, 1965), en la antología ´El decir y el vértigo´ (folodecaballos editores, 2005)

Read Full Post »

Read Full Post »